e martë, 27 tetor 2009

Entrada nº 82: no pudo ser

Raramente me ha pedido que cambie el dibujo de opinión. Y nunca me ha importado. Reconozco que ilustro las ideas de otro en un periódico que no es el mio y con unos jefes que pueden, y deben, filtrar las ideas... no tengo la potestad de acertar siempre y no me cuesta cambiarlas.
El otro día paso eso... hice la ilustración de opinión, sobre Sarkozy y su familia. El subdirector me pidió que al cambiara, no consideró conveniente que el uso del cocodrilo, casi, casi igual (en un 95%), al de una conocida marca de ropa francesa. Yo entendí sus razones e hice la segunda, con el gallo francés. Y quedo igual de bien.
Personalmente me decanto por la del cocodrilo. La marca de ropa se identifica con las clases pudientes, pijos, y se ve como ampara a sus retoños. La del gallo es igual de buena pero le falta un plus de reconocimiento. Es mas conocida la marca del cocodrilo que el hecho de que el gallo se considera un símbolo francés.
Esos si, espero no haber ofendido a nadie, aunque todo el mundo es libre de ofenderse...





2 komente:

D. Miranda Falces tha...

A mi me mola más el gallo, pero sí el cocdrilo atiza a más gente que el gallo...

malagon tha...

la verdad es que ambas son buenas opciones